Lubricantes de silicona vs Lubricantes de agua

Los lubricantes, después de los juguetes sexuales, son el producto erótico de mayor venta en todo el mundo. Solos o acompañados, traen comodidad y goce en la práctica de las relaciones sexuales. Sin embargo, aún no nos ponemos de acuerdo con respecto a cuales son los más indicados: Los lubricantes de silicona o los de agua.

lubricante-de-silicona-1

Por supuesto que más allá del componente principal, existen diferencias, entre las diversas marcas, la capacidad de lubricación, los efectos y el uso adecuado. Dependiendo de la marca, algunos lubricantes son mejores o peores, por lo que siempre recomendamos utilizar marcas conocidas adquiridas en sitios de confianza.

Veamos algunas características, que ya han sido ampliamente difundidas, de cada uno de estos productos.

¿Cómo son los lubricantes de silicona?

También llamados lubricantes siliconados, por cuanto su mayor ingrediente es la silicona. Estos lubricantes son populares por la suavidad en el contacto que da una sensación aterciopelada, no es pegajosa, y dura mucho tiempo, ya que no se absorbe rápidamente por el cuerpo. Sólo basta un poco de lubricante de silicona y tienes una duración  un largo tiempo. En realidad es el único lubricante que mantiene el mismo efecto bajo el agua. Para limpiarlo del cuerpo es necesario el uso de agua y jabón.

lubricante-toko-silicona-1

El único inconveniente de lubricantes de silicona es que no se pueden utilizar juntos juguete erótico hecho de silicio, ya que estropea la superficie del juguete erótico, que por lo general es un vibrador. Igualmente suelen reaccionar en forma negativa ante el látex, que, como sabemos, es el componente esencial de los condones.

Los puntos positivos de estos lubricantes

Su alta duración, superior a los de agua, en primer lugar. La sensación al tacto es suave y aterciopelada. Se puede utilizar con la mayoría de los condones y preservativos, siempre que sean de alta calidad. Es posible utilizar estos lubricantes bajo el agua, en la ducha o en piscinas. No son pegajosos, y son fáciles de eliminar con agua y jabón.

Los puntos negativos del lubricante siliconado

No se pueden utilizar en conjunto con los juguetes sexuales de silicona, ya que existe la posibilidad de arruinarlos.  No son cien por ciento hipo alergénicos. Aunque el porcentaje de personas que los repelen es muy bajo, lo cierto es que existe.

Hablemos de los lubricantes de agua

Debemos empezar por decir que son el tipo de lubricantes más vendido en Europa.  Y los son, ya que es muy fácil limpiarlos. Basta tan solo un chorro de agua corriente para eliminarlos. Son muy versátiles, hipo alergénicos (en mayor grado que sus hermanos siliconados) y pueden ser utilizados en conjunto con todos los juguetes sexuales y todo tipo de preservativos. Su uso se recomienda en el sexo anal, gracias a su PH neutro y a su muy remota posibilidad de producir alergias.

lubricante-toko-agua-1

Son más baratos, más fáciles de conseguir, más versátiles… pero no más placenteros.  Aunque esto último es solo una opinión personal. La elección finalmente es tuya.

 

Resequedad vaginal. Un problema que merece atención clínica

Si tú eres una mujer y disfrutas del sexo, sabes que solo ha una manera de tener sexo vaginal placentero. Esta es con una buena lubricación. Si padeces un problema de resequedad vaginal o sequedad vaginal, es muy probable que no puedas tener relaciones satisfactorias con tu pareja. En algunas mujeres, la resequedad en una circunstancia coyuntural y transitoria. Sin embargo, en otras se convierte en una patología crónica que merece atención.

sequedad-vaginal-1

Otros factores que parecen tener relación con la dificultad que tienen algunas mujeres para lograr una lubricación satisfactoria durante las relaciones sexuales vaginales, son los problemas de pareja, la disminución del deseo por el otro o incluso los problemas económicos, laborales o familiares por los que atraviese la mujer que padezca esta sintomatología.

¿Cómo identificar un problema de resequedad vaginal serio?

En una situación normal, la vagina debe lubricar desde los juegos preliminares. En general, la lubricación se empieza a producir desde el contacto físico inicial. Dos conjuntos de glándulas son responsables de ese trabajo: Una se encuentra en la entrada del canal vagina, y es la llamada glándula de Bartholin. La otra, la glándula de Skene, es la que produce la mucosa vaginal, responsable de la humectación y lubricación de la zona.

Estas glándulas, sin embargo, no pueden hacer el proceso solas. Se basan en otro componente muy importante. El flujo de plasma sanguíneo, el cual debe fluir a través del canal vaginal, cuando este se distiende como resultado de la excitación.

resequedad-vaginal

Los estudios realizados en los Estados Unidos, por investigadores de la Universidad de Indiana, señalan que alrededor de un tercio de las jóvenes sexualmente activas, tienen problemas de lubricación durante las relaciones sexuales vaginales. Esto es, de acuerdo con las conclusiones de los investigadores,  debido a la falta de una estimulación adecuada.

El juego previo a la relación sexual, es un periodo crucial para que la mujer tenga una buena lubricación y esté preparada para tener sexo vaginal placentero.  Si no hay suficiente excitación en este periodo, la relación será mucho más difícil y a menudo dolorosa, ocasionando lesiones e incluso infecciones por hongos.

¿Cómo resolver el problema de resequedad vaginal?

Si tu pareja no suele preocuparse mucho por la intensidad de tus emociones, y va directamente al grano, es el momento de tener una conversación muy seria con él, y explicarle que el tiempo de las cavernas ha quedado muy atrás, y que el sexo vaginal tiene que ser placentero para la mujer antes que para su pareja.

pareja-3

Añadir algo de picante a la relación, por medio del uso de juguetes, aceites, lubricantes, no solo aumentara el placer sino también la capacidad de lubricación de la vagina de la mujer.  Esto por supuesto, partiendo de la base de que la falta de lubricación no se deba a factores exógenos a la relación, tales como afectaciones psicológicas, estrés, traumatismos, miedo al dolor, problemas hormonales e incluso falta de amor.

Lo cierto, y como conclusión, es que el problema no se ira solo y es muy probable que requiera atención médica especializada.  En otra entrada haremos referencia a esa eventualidad. Hasta la próxima.

 

Lubricación femenina. ¿Cómo obtenerla nuevamente?

Cada vez más aumenta el número de mujeres que consultan a  sus ginecólogos porque perciben un cambio extraño en su cuerpo: la falta de lubricación femenina, vaginal durante el sexo. La sequedad es común en la menopausia y el embarazo, pero aparece cada vez más en las mujeres jóvenes con una adecuada producción hormonal. Eso es porque esta sintomatología, puede tener varias causas, y de acuerdo con el origen debe ser tratada.

relaciones-sexuales-1

¿Por qué es la falta de lubricación femenina?

El consumo de drogas, las alteraciones del sistema nervioso, y el mal funcionamiento de algunas glándulas excretoras, pueden ser causa de la falta de lubricación en la zona íntima de la mujer.  Igualmente, la falta de estimulación sexual adecuada, cuando esta e recurrente y consuetudinaria, sumada a la ansiedad por ofrecer un buen rendimiento sexual, o el miedo al dolor o a contraer una enfermedad producen sequedad vaginal, lo cual suele confundirse con otros síntomas.

La vagina femenina está diseñada y programada para lubricar en el momento adecuado. Son dos las glándulas que promueven la secreción de las sustancias que producen la hidratación y lubricación de la vagina.  Por lo tanto, una buena lubricación sexual, se da ante la presencia de un estímulo sexual.  Es entonces cuando los vasos sanguíneos se dilatan y el plasma sanguíneo corre a través de los músculos de la vagina provocando la secreción de mucosa vaginal, que es el elemento lubricante natural de una mujer.

Si este proceso no se da, en el momento de la penetración, el canal vaginal no está preparada para la recepción del pene, lo que provoca que este entre forzando los músculos de la vagina, causando dolor a la mujer, y probablemente lesiones que pueden llegar a ser graves.

sequedad-vaginal-3

La falta de lubricación vaginal en las mujeres, puede ser controlada mediante el uso de algunos productos, incluyendo alimentos que deben estar presentes en la dieta, y que son ricos en elementos que son capaces de solucionar la falta de lubricación.

Algunos alimentos que son responsables de aumentar la circulación sanguínea, lo que en el caso de los hombres contribuye a prolongar la erección masculina. Este aumento de la circulación, también ayuda a las mujeres a obtener un aumento de la lubricación. Algunos de estos alimentos son:

  • El chocolate.

El chocolate está lleno de sustancias capaces proporcionar un sentimiento similar a la felicidad. Esta sustancia se llama feniletilamina. Este elemento, es estimulante y aumenta la capacidad no solo de lubricación sino de sentir placer. Produce relajación y un sentimiento de bienestar que prepara el cuerpo para el placer.  Gracias a él la mujer es más sensible a la estimulación sexual, y aumenta notoriamente la lubricación.

chocolate-lubricacion

  • Las semillas oleaginosas.

Las nueves y las almendras son alimentos ricos en vitamina B3, misma que tiene la capacidad de promover la vasodiilatacion, fenómeno responsable del aumento de la libido. Por otra parte, sus aceites naturales y saludables son muy buenos para estimular la producción de colesterol bueno, un componente importante de la producción de hormonas sexuales.

semillas-lubricacion

Hidratantes vaginales. ¿Son la única forma de tratar la sequedad vaginal?

El uso de hidratantes vaginales, es indicado cuando por alguna razón, de muchas que existen, la mujer presenta problemas de resequedad.  Sin embargo, existen muchas formas de tratar este problema, que no solo tiene implicaciones sexuales, como solemos pensar.  Si bien, el uso de hidratantes es una de ellas, existen otras.  Veamos cuales pueden ser:

vaginesil-1

  • Baño:

El baño frecuente de la vagina, más allá del rutinario diario, estimula la creación de mucosa vaginal, que es la que lubrica y humecta esa zona intima de la mujer.  El secreto está en hacerlo con un jabón de PH neutro, de lo contrario tendremos un efecto inversamente proporcional al que perseguimos.  Los jabones de tocador normales, alteran la flora vaginal y, en lugar de humectar, producen aún mayor resequedad.

  • No a la ropa ajustada y a los tampones:

Las mujeres que, por una u otra razón estén presentando síntomas de resequedad vaginal, no deben utilizar tampones, ni servilletas o almohadillas, en tanto no den solución a este problema. Igualmente, la ropa ajustada cumple igual función. Reseca la vagina, y absorbe la poca lubricación que se presente en la zona, lo que puede eventualmente afectar y lesionar la vulva.

  • Relaciones sexuales con regularidad:

Aunque parezca contradictorio, mantener relaciones sexuales, cuando se presenta un episodio de resequedad vaginal es importante y ayuda a solucionar el problema. Un buen número de mujeres, presentan esta sintomatología,  debido a problemas psicológicos que inhiben su deseo sexual.  Así es que, el preámbulo y el juego preliminar al sexo, cobran vital importancia para la resolución de este problema.   Es probable que no lo notemos en el primer intento, pero progresivamente los resultados serán evidentes.

El uso de videos, juguetes y situaciones fuera de la rutina sexual, ayudaran a la excitación de la mujer, que no podrá tener otra consecuencia que la lubricación vaginal.  Igualmente, la masturbación es una gran herramienta para lograr este propósito.

  • Terapia hormonal:

Existen terapias con base en hormonas, como estrógenos, en forma de píldoras, huevos, cremas o gel. El uso de estos productos, generalmente requiere prescripción del especialista, que en este caso es el ginecólogo.  Tu medico es el mejor amigo en estos casos.

  • Hidratantes Vaginales:

Finalmente llegamos a la opción que muchos piensan es la única.   Es una buena elección, pero hablamos de ella en último lugar, porque nuestro principal interés es que sepas que existen otras, tan o más efectivas que el uso de hidratantes vaginales.  Estos productos, que son similares (más no iguales) a los lubricantes, también están hechos a base de agua, silicona o aceites.   Tengamos en cuenta que, algunos de estos hidratantes poseen ácido hialurónico, y glicerol, poderosos elementos que coadyuvan a mantener la hidratación de la mucosa vaginal durante mucho más tiempo.

  • Hidratantes intravaginales:

Son una solución extrema para casos extremos. Se presentan como cremas o geles, y se utilizan con aplicadores que permiten acceder a zonas muy profundas de la vagina. A parte de hidratar y lubricar, contribuyen a eliminar las células de la piel seca y de esta forma restaurar progresivamente la humedad natural.

 

Lubricantes íntimos en farmacias. Consejos para elegir el que más nos conviene

Comprar lubricantes íntimos en farmacias, no suele ser la norma. Por lo general, tratamos de acudir a los Sex-Shops en busca de este tipo de productos. Sin embargo, en ocasiones, y atendiendo algún tipo de recomendación médica, vamos a la farmacia más cercana en procura de una solución de este tipo.

k-y

Por supuesto, el dependiente se mostrará un poco tímido, y no necesariamente dispondrá de la información necesaria para cubrir nuestra necesidad. Es por ello que, si obligatoriamente debemos comprar lubricantes íntimos en farmacias, conviene saber cómo elegir el producto que más nos convenga. Veamos algunos tips para hacer lo de la mejor manera:

¿Cómo elegir lubricantes íntimos en farmacias?

  • Los órganos genitales de una mujer requieren un cuidado muy especial. Por ello, no puedes utilizar el primer producto que el dependiente te aconseje. Por lo general, el médico ha trazado unas indicaciones y a ellas debes atenerte.
  • Si los problemas de lubricación que padeces, son derivados de la llegada de la menopausia, es bueno que uses hidratantes vaginales naturales. Este producto, facilita la lubricación natural de la vagina, a la vez que la hidrata y la protege. Al ser un producto natural no tiene contraindicaciones. El más popular de estos hidratantes es la Jalea K-Y, que contiene metilcelulosa y carboximetilcelulosa.
  • En lo posible, es bueno optar por los lubricantes isosmolares, que tienen igual concentración de minerales y otros componentes, que las células. No debes usar lubricantes hiperosmolares, ya que tienen un alto contenido de sales, que alteran el PH vaginal, lo que puede producir un problema de sequedad crónico, y de paso, hacer que la vagina se haga más vulnerable al ataque de virus como los del VIH por ejemplo
  • Si eres una mujer de menos de treinta años, que tiene una vida sexual plena y activas, pero por alguna razón estás sufriendo problemas de sequedad, debes tener en cuenta que, algunos lubricantes íntimos tienen propiedades anticonceptivas, razón por la cual, si ese no es tu deseo, no los debes utilizar bajo ninguna circunstancia.
  • Por lo general, los lubricantes para uso vaginal o anal, no implican ningún tipo de restricción. Son seguros, se pueden lavar, no manchan la ropa, no deterioran el látex y no causan alergias.
  • Los lubricantes fabricados con base en silicona, tienen las mismas propiedades, siendo más eficientes los de agua. De ninguna forma, utilices lubricantes fabricados con base en algún tipo de aceite o grasa vegetal o mineral. Nos referimos a la vaselina, por ejemplo. Estos productos, rompen el látex de los condones, alteran el PH vagina y causan infecciones en tu zona intima.
  • Dentro de los lubricante que te hemos aconsejado, el dependiente de la farmacia sabrá aconsejarte cual es el más “divertido”. Recuerda que los hay con aromas, sabores y texturas muy diferentes.
  • Finalmente, te recomendamos que tengas en cuenta que, aunque el producto sea hipo alergénico, existe una pequeña posibilidad de que produzca alguna alergia o irritación. Por ello es bueno que antes de su uso definitivo, te apliques una muy pequeña cantidad, y esperes unas horas para observar alguna reacción anómala.

 

Lubricantes para embarazadas. El sexo, el embarazo y la lubricación vaginal


Durante el embarazo la vagina produce un aumento de la secreción diaria, similar a lo que ocurre en la segunda fase del ciclo menstrual. Esto, debido a un aumento en los niveles de progesterona. Pero esta secreción es diferente de la lubricación vaginal durante el sexo. De hecho, durante el embarazo, y debido a una serie de trastornos hormonales que se producen en la mujer, la lubricación vaginal desciende ostensiblemente, lo que hace necesario el uso de lubricantes para embarazadas, cuando la futura madre desea seguir manteniendo relaciones sexuales.

embarazo-2

Una solución muy simple y extremadamente eficaz para facilitar la lubricación vaginal es usar productos a base de agua. Estos productos se venden en cualquier farmacia. Sólo se aplica en la vagina inmediatamente antes del sexo y este problema estará resuelto.

Pero tengamos cuidado.  La sequedad vaginal puede también ser una señal de excitación baja y una indicación de que la vida sexual de la pareja requiere de atención inmediata.

Durante el embarazo, es común que estas dificultades se acentúen. Para tratar de resolverlos, el primer paso es siempre el diálogo. El secreto de una sexualidad saludable en una pareja es que cada uno de ellos sea honesto con el otro, de manera que con el paso del tiempo, el placer en la cama se intensifique y no se caiga en la rutina.

¿Existen lubricantes para embarazadas?

No.  Por lo menos no lo conocemos aún. Lubricantes fabricados única y exclusivamente para el uso de las mujeres que se encuentran en embarazo no existen. Y hay una razón muy clara para ello. Finalmente, si la futura madre y su pareja deciden seguir teniendo sexo, y desean utilizar lubricantes, pues lo más apropiado es que acudan a los productos que la industria del sex-shop ha diseñado para tal efecto.

embarazada-2

Y es normal que así sea, por cuanto, y como ya lo hemos advertido, la lubricación vaginal, durante esta maravillosa etapa de la vida de la mujer, desciende a niveles mínimos.  Pero ¿Cómo saber si se puede utilizar un determinado lubricante, sin riesgo para el embarazo?  Pues lo primero que debemos hacer, si es que no existe alguna anotación al respecto dentro del empaque, es visitar el sitio web del fabricante, con el fin de verificar si existe alguna contraindicación expresa en este sentido.

Si no la encuentras, y para salir de la duda finalmente, lo mejor es que eleves la consulta, en la sección de contacto del mismo fabricante. Casi con seguridad te responderá que no hay ningún problema.  Y así debe ser, por cuanto, los lubricantes elaborados con base en agua, y aquello que lo han sido con base en silicona, son hipo alergénicos, no tóxicos, y por ello no tendrían por qué tener contraindicaciones en el embarazo.

Por supuesto, todo depende también de la etapa en que se encuentre el embarazo. Los tres primeros meses, por lo general no implican ningún tipo de riesgo, ni para el bebé, ni para la madre, en lo relativo a la práctica de relaciones sexuales. Por ende, tampoco debe haber ninguna restricción al uso de lubricantes íntimos.

 

 

¿Cómo usar lubricante íntimo durante las relaciones sexuales?

En el momento de sostener relaciones sexuales, las mujeres, por lo general, sienten mucho deseo, pero muchas no se sienten lo suficientemente excitadas. Como consecuencia de ello, estas mujeres no lubrican en forma adecuada su zona vaginal, los que puede conducir a tener relaciones sexuales desagradables, con las repercusiones que ello tiene en la relación de pareja. Entonces, el cómo usar lubricante íntimo durante las relaciones sexuales se convierte en un tema de gran interés.

La importancia del tema es muy grande, ya que a diferencia de los hombres, que manifiestan su deseo con la erección, las mujeres lo hacen con la lubricación. A mayor lubricación, mayor excitación.

Mientras que en algunos casos las mujeres tienen una lubricación intensa, hasta el punto de ser considerada una eyaculación femenina, hay veces en que la vagina no produce suficiente humedad para que la penetración sea placentera.  El lubricante íntimo se debe utilizar en el sexo vaginal, cuando la mujer se siente seca, para evitar el dolor, o durante la práctica de sexo anal.

¿Cómo usar lubricante íntimo de forma apropiada?

Aunque ya lo hemos mencionado en otros textos, los tres tipos más comunes de lubricantes íntimos son los que se fabrican a base de agua, los que tienen como componente esencial la silicona y los que básicamente son aceites o grasas de uso casero.

Muchas personas creen que el uso de productos caseros, como las grasas y aceites vegetales, puede causar alergias o cambios en la flora vaginal. Eso es cierto. Aunque su uso ocasional, a falta de otros productos, puede no resultar lesivo, lo cierto es que, su uso consuetudinario si afecta gravemente la salud de la mujer.

Los lubricantes a base de agua, son menos densos y pueden tener un efecto mucho menos duradero, durante la fricción del pene. Dado que los fabricados con base en silicona, son más gruesos y duraderos. Sin embargo, y aunque en teoría, ambos son hipo alergénicos, existen mayores probabilidades de padecer alergias con los primeros que con los segundos.  En contraposición, los lubricantes de silicona, tienen algunas posibilidades de reaccionar negativamente ante la presencia de látex, que como ya lo hemos explicado, es el material de construcción de los condones y los juguetes sexuales. Los lubricantes, para uso interno en la vagina, siempre deben ser a base de agua.

El uso de lubricante íntimo en el preliminar

Otro mito que necesita ser cuestionado es que la mujer que usa lubricantes vaginales, tiene problemas de baja libido y frigidez. Eso no es verdad. La falta de lubricación no significa necesariamente falta de deseo. Los lubricantes íntimos son beneficiosos para prolongar el placer sexual, generando una mayor comodidad, cuando el cuerpo está cansado, pero el deseo aún persiste.

Dos consejos finales sobre cómo usar el lubricante:

  • No utilizar lubricantes que no tengan como propósito específico, la lubricación de las partes íntimas con fines sexuales.
  • Es preciso cuidarnos de los lubricantes que incluyen anestésico. Estos productos pueden disfrazar momentáneamente alguna lesión, que, de no ser detectada a tiempo, puede tener consecuencias severas.

Lubricante casero o sintético

Los lubricantes íntimos están destinados principalmente a facilitar las relaciones sexuales, hacerlas más gratificantes, para nada dolorosas y más excitantes. Talvez es por ello que estos productos hoy en día, llenan todos los estantes de los Sex-Shops. Además de hacer más placentera la penetración, los lubricantes vienen en diversos tamaños, sabores e incluso pueden provocar diferentes sensaciones térmicas. El lubricante anal casero, en contraposición con los productos fabricados por la industria de los sex-shops, genera dudas y polémicas, razón por la cual, en esta entrada, hablaremos un poco de las diversas opciones que, en materia de lubricantes anales tenemos, con el fin de que nuestros lectores se puedan formar una opinión y puedan tomar una decisión acertada.

Los lubricantes de agua

Si buscamos el mejor lubricante, debemos decir que este no es el más popular.  Estos lubricantes, que también contienen glicerina y conservantes no tóxicos, son adecuados para cualquier tipo de relación, ya que son hipo alergénicos.  Tienen sabor dulce, no mancha la ropa o la cama, y no reaccionan contra el látex del condón o de los juguetes sexuales.

Sin embargo, su textura es mucho más delgada que otras opciones, razón por la cual, tiende a ser absorbido por la piel de forma muy rápida. Para evitar que la mujer sienta dolor, se debe aplicar lubricante varias veces durante el acto sexual. Un poco de agua, o incluso la saliva lo puede reactivar.

Los lubricantes de silicona

Los lubricantes a base de silicona, son muy similares a los de agua. Tampoco reaccionan contra el látex, y aunque en teoría son hipo alergénicos, lo cierto es que lo son en menor medida que los lubricantes de agua.  Los lubricantes de silicona, tienen dos grandes ventajas: No se diluyen en agua, lo que los hace apropiados para tener sexo en zonas húmedas, como la ducha, piscinas o jacuzzis. Así mismo, estos lubricantes, tienen una textura gruesa y espesa, lo que hace que la piel no lo absorba rápido, permitiendo disfrutar el acto sexual sin preocupaciones.

Lubricanes de Gel

Estos lubricantes, se fabrican a partir de un gel compuesto, al que se le añade un aceite mineral. Es más grueso en su textura que los que hemos mencionado y por ello, manchan la ropa, la cama e incluso pueden llegar a causar alergias severas en la piel.  Por estas razones, estos lubricantes están contraindicados para el uso durante el sexo anal, además porque sabemos que destruye los condones de látex.

Lubricantes de aceite

Estos, por lo general son derivados de productos naturales, tales como aceites vegetales, aceites de cocina y mantequilla.  Gracias a sus ingredientes naturales, podríamos decir que estos lubricantes si están indicados para el sexo anal. Aunque, no son hipo alergénicos, de forma que algunas personas pueden tener reacciones negativas.

El inconveniente de ellos sin embargo, es que se pega a la piel y causa grandes dificultades a la hora de la limpieza.  Pueden quedar residuos difíciles de eliminar en la piel, lo cual, con el tiempo puede causar inflamación o irritación.

Lubricante casero

Ahora que ya conocemos las opciones, sus ventajas y sus desventajas, veamos cual es el lubricante casero que podemos fabricar en casa. Basta con mezclar en un recipiente de 120 mililitros de aloe vera gel, 15 mililitros de aceite de coco, 5 mililitros de proteína de seda y 5 mililitros de polisorbato. Colocamos una tapa, agitamos y mezclamos muy bien hasta obtener la consistencia deseada, y listo!

Se trata de un producto natural, con el que no se corren mayores riesgos en la práctica del sexo anal, barato, de buena consistencia, pero no hipo-alergénico. Ahora la decisión es tuya.

 

Lubricante anal. Indispensable para evitar lesiones y dolor

El ano es incapaz de producir lubricación natural suficiente para tener relaciones sexuales, que incluyan penetración en esa zona.   Debido a que esta, es una región altamente vascularizada, en donde el riesgo de hemorragia es alto y la fricción con el pene o con un accesorio sexual artificial, puede causar grietas, el uso del lubricante anal se vuelve más que indicado, indispensable, si queremos evitar dolor, lesiones, sangrado y serias afectaciones a la salud.

lubricante-anal-analgel-1

Dada la importancia del tema, traemos una serie de recomendaciones acerca de la elección y el uso de este tipo de lubricantes, recalcando la importancia de su uso, como un acto de responsabilidad con nuestra salud y con la de nuestra pareja.

¿Cómo elegir el lubricante anal ideal?

Prefiere los lubricantes a base de agua.  Aunque su textura es menos “gruesa” que las de otros productos de diferente composición, tienen la gran ventaja de ser absolutamente hipo alergénicos y no tener un efecto corrosivo sobre el látex.

En el evento de que la necesidad de lubricación sea extrema, en razón al tamaño del miembro, por ejemplo, los lubricantes a base de silicona son una buena alternativa. Estos tienen una textura mucho más consistente y en raras ocasiones producen reacciones alérgicas. Tampoco reaccionan frente al látex.

lubricante-anal-waterglide

Definitivamente están contraindicados para la práctica del sexo anal, los aceites minerales o vegetales a base de aceite.  Ellos son altamente alergénicos y reaccionan en forma negativa con el látex, que es el material de fabricación de la inmensa mayoría de condones y juguetes sexuales.

Especial atención merece el tema de los lubricantes con anestésicos.  Si bien, son la solución ideal para obtener una buena lubricación y la ausencia de dolor “momentánea”, lo cierto es que estos productos pueden camuflar lesiones que pueden presentarse durante el acto sexual anal, con las graves consecuencias que ello puede tener.

Prueba los lubricantes íntimos comestibles. Estos, son una buena alternativa para las parejas que desean tener sexo oral en el ano.  Vienen en varios aromas y sabores, que eventualmente pueden hacer placentera una práctica que a muchos produce asco.

Nunca compres un producto que no sea para uso específico en la región anal y genital. No utilizar otras sustancias como, por ejemplo, crema para el cuerpo, gel para el cabello, aceite para cocina, lubricante industrial, mantequilla etc.

Si aún, después de la lectura de este texto, tienes dudas, lo mejor es que te dirijas a un experto, que puede ser un ginecólogo o un sexólogo. Ellos sabrán ampliarte esta información y darte las recomendaciones pertinentes.

¿Es posible utilizar lubricantes caseros?

Existe la creencia popular de que el aceite de coco, y otros de extracción vegetal, cumplen la misma función que los lubricantes íntimos vendidos en el sex shop. Si bien es cierto que, como sustancias oleicas que son, cumplen con la función lubricante, también lo es que, los riesgos de infección y contaminación son muy grandes.  Igualmente, la posibilidad de desarrollar alergias es muy grade. El ano y el pubis no tienen la misma sensibilidad que la piel de la mano o del brazo. Son altamente sensibles y delicadas. Por ello se han desarrollado infinidad de productos para atender estos requerimientos, que son muy fáciles de encontrar.

 

Aceite íntimo.  Sexo confortable y aromático

No es ningún secreto, que el sexo ofrece numerosos beneficios para la salud del hombre y de la mujer. También es un factor importante para fortalecer el vínculo entre la pareja.  Y eso es precisamente lo que se busca con el uso del aceite íntimo.

lubricantes-durex

Un estudio, realizado por la  Universidad de Indiana, en el año 2014, encontró que, las parejas que utilizan lubricantes y aceites durante la actividad sexual, tienen sexo más placentero y satisfactorio.

El lubricante íntimo, se utiliza con fines sexuales, cuando la lubricación natural es deficiente o inexistente. Su uso reduce la fricción y evita lesione o irritación producto de la fricción durante el acto sexual. Con esto, por supuesto, el sexo se vuelve más agradable y placentero para la pareja.

Sin embargo, y siendo muy evidentes las bondades de estos productos, son aún muchas las preguntas entre los hombres y las mujeres. ¿Cuáles son los diferentes tipos de productos?, ¿Cómo elegir un buen aceite íntimo? Estas son solo algunas de las preguntas.  A continuación veremos respuesta a esta y otras preguntas sobre el tema.

¿Cuántas clases de lubricantes íntimos existen?

Actualmente, hay varios tipos de lubricantes, clasificados de acuerdo con el ingrediente principal, utilizado en la formulación:   En primer lugar, aparecen los lubricantes a base de agua, cuya principal virtud es que son hipo alergénicos.  Igualmente, no reaccionan ante el látex (presente en los condones y los juguetes), y no manchan la ropa ni los tejidos.  Sin embargo, no tienen la consistencia de otros productos.

kyjely

En segundo lugar encontramos los lubricantes a base de silicona.  Estos tampoco reaccionan con el látex, pero si manchan los tejidos con los que tengan contacto e igualmente, en algunas personas, la composición puede causar alergias.

Finalmente, y hablando tan solo de la composición, tenemos los lubricantes a base de aceite. Estos son más gruesos y en verdad prestan el mejor servicio en esa labor. Sin embargo, corroen el látex, causando la ruptura de los condones. Igualmente pueden causar alergias. Por ello, hoy están prácticamente extinguidos y son muy difíciles de encontrar en el mercado.

Más allá de la composición, los lubricantes sexuales actuales, ofrecen una gama muy diversa de productos con algunos propósitos específicos.  Existe por ejemplo, el gel caliente, el gel frío, el lubricante con analgésico, con olor, con sabor…

¿Cómo se utiliza un aceite íntimo?

El uso de lubricante personal está indicado, para los casos en que la lubricación natural es deficiente o ineficaz. Son muchas las razones para que se presente esta ausencia o incapacidad para lubricar y sobre ellas ya hemos hablado extensamente en otros textos.  No obstante, utilizar aceites, geles o lubricantes, no necesariamente en el área vaginal, resulta una experiencia excitante, exótica y motivadora.

Los lubricantes, igualmente están indicados para todo tipo de relaciones sexuales de tipo anal. Aunque lo hemos repetido muchas veces en este espacio, no sobra hacer énfasis nuevamente en este punto. El ano no tiene capacidad de lubricación, a diferencia de la vagina. Por ello, y teniendo en cuenta lo delicada que es esta zona, el sexo anal siempre debe estar acompañado del uso de lubricantes.