Lubricante anal. Indispensable para evitar lesiones y dolor

El ano es incapaz de producir lubricación natural suficiente para tener relaciones sexuales, que incluyan penetración en esa zona.   Debido a que esta, es una región altamente vascularizada, en donde el riesgo de hemorragia es alto y la fricción con el pene o con un accesorio sexual artificial, puede causar grietas, el uso del lubricante anal se vuelve más que indicado, indispensable, si queremos evitar dolor, lesiones, sangrado y serias afectaciones a la salud.

lubricante-anal-analgel-1

Dada la importancia del tema, traemos una serie de recomendaciones acerca de la elección y el uso de este tipo de lubricantes, recalcando la importancia de su uso, como un acto de responsabilidad con nuestra salud y con la de nuestra pareja.

¿Cómo elegir el lubricante anal ideal?

Prefiere los lubricantes a base de agua.  Aunque su textura es menos “gruesa” que las de otros productos de diferente composición, tienen la gran ventaja de ser absolutamente hipo alergénicos y no tener un efecto corrosivo sobre el látex.

En el evento de que la necesidad de lubricación sea extrema, en razón al tamaño del miembro, por ejemplo, los lubricantes a base de silicona son una buena alternativa. Estos tienen una textura mucho más consistente y en raras ocasiones producen reacciones alérgicas. Tampoco reaccionan frente al látex.

lubricante-anal-waterglide

Definitivamente están contraindicados para la práctica del sexo anal, los aceites minerales o vegetales a base de aceite.  Ellos son altamente alergénicos y reaccionan en forma negativa con el látex, que es el material de fabricación de la inmensa mayoría de condones y juguetes sexuales.

Especial atención merece el tema de los lubricantes con anestésicos.  Si bien, son la solución ideal para obtener una buena lubricación y la ausencia de dolor “momentánea”, lo cierto es que estos productos pueden camuflar lesiones que pueden presentarse durante el acto sexual anal, con las graves consecuencias que ello puede tener.

Prueba los lubricantes íntimos comestibles. Estos, son una buena alternativa para las parejas que desean tener sexo oral en el ano.  Vienen en varios aromas y sabores, que eventualmente pueden hacer placentera una práctica que a muchos produce asco.

Nunca compres un producto que no sea para uso específico en la región anal y genital. No utilizar otras sustancias como, por ejemplo, crema para el cuerpo, gel para el cabello, aceite para cocina, lubricante industrial, mantequilla etc.

Si aún, después de la lectura de este texto, tienes dudas, lo mejor es que te dirijas a un experto, que puede ser un ginecólogo o un sexólogo. Ellos sabrán ampliarte esta información y darte las recomendaciones pertinentes.

¿Es posible utilizar lubricantes caseros?

Existe la creencia popular de que el aceite de coco, y otros de extracción vegetal, cumplen la misma función que los lubricantes íntimos vendidos en el sex shop. Si bien es cierto que, como sustancias oleicas que son, cumplen con la función lubricante, también lo es que, los riesgos de infección y contaminación son muy grandes.  Igualmente, la posibilidad de desarrollar alergias es muy grade. El ano y el pubis no tienen la misma sensibilidad que la piel de la mano o del brazo. Son altamente sensibles y delicadas. Por ello se han desarrollado infinidad de productos para atender estos requerimientos, que son muy fáciles de encontrar.