Resequedad vaginal. Un problema que merece atención clínica

Si tú eres una mujer y disfrutas del sexo, sabes que solo ha una manera de tener sexo vaginal placentero. Esta es con una buena lubricación. Si padeces un problema de resequedad vaginal o sequedad vaginal, es muy probable que no puedas tener relaciones satisfactorias con tu pareja. En algunas mujeres, la resequedad en una circunstancia coyuntural y transitoria. Sin embargo, en otras se convierte en una patología crónica que merece atención.

sequedad-vaginal-1

Otros factores que parecen tener relación con la dificultad que tienen algunas mujeres para lograr una lubricación satisfactoria durante las relaciones sexuales vaginales, son los problemas de pareja, la disminución del deseo por el otro o incluso los problemas económicos, laborales o familiares por los que atraviese la mujer que padezca esta sintomatología.

¿Cómo identificar un problema de resequedad vaginal serio?

En una situación normal, la vagina debe lubricar desde los juegos preliminares. En general, la lubricación se empieza a producir desde el contacto físico inicial. Dos conjuntos de glándulas son responsables de ese trabajo: Una se encuentra en la entrada del canal vagina, y es la llamada glándula de Bartholin. La otra, la glándula de Skene, es la que produce la mucosa vaginal, responsable de la humectación y lubricación de la zona.

Estas glándulas, sin embargo, no pueden hacer el proceso solas. Se basan en otro componente muy importante. El flujo de plasma sanguíneo, el cual debe fluir a través del canal vaginal, cuando este se distiende como resultado de la excitación.

resequedad-vaginal

Los estudios realizados en los Estados Unidos, por investigadores de la Universidad de Indiana, señalan que alrededor de un tercio de las jóvenes sexualmente activas, tienen problemas de lubricación durante las relaciones sexuales vaginales. Esto es, de acuerdo con las conclusiones de los investigadores,  debido a la falta de una estimulación adecuada.

El juego previo a la relación sexual, es un periodo crucial para que la mujer tenga una buena lubricación y esté preparada para tener sexo vaginal placentero.  Si no hay suficiente excitación en este periodo, la relación será mucho más difícil y a menudo dolorosa, ocasionando lesiones e incluso infecciones por hongos.

¿Cómo resolver el problema de resequedad vaginal?

Si tu pareja no suele preocuparse mucho por la intensidad de tus emociones, y va directamente al grano, es el momento de tener una conversación muy seria con él, y explicarle que el tiempo de las cavernas ha quedado muy atrás, y que el sexo vaginal tiene que ser placentero para la mujer antes que para su pareja.

pareja-3

Añadir algo de picante a la relación, por medio del uso de juguetes, aceites, lubricantes, no solo aumentara el placer sino también la capacidad de lubricación de la vagina de la mujer.  Esto por supuesto, partiendo de la base de que la falta de lubricación no se deba a factores exógenos a la relación, tales como afectaciones psicológicas, estrés, traumatismos, miedo al dolor, problemas hormonales e incluso falta de amor.

Lo cierto, y como conclusión, es que el problema no se ira solo y es muy probable que requiera atención médica especializada.  En otra entrada haremos referencia a esa eventualidad. Hasta la próxima.