¿Cómo usar lubricante íntimo durante las relaciones sexuales?

En el momento de sostener relaciones sexuales, las mujeres, por lo general, sienten mucho deseo, pero muchas no se sienten lo suficientemente excitadas. Como consecuencia de ello, estas mujeres no lubrican en forma adecuada su zona vaginal, los que puede conducir a tener relaciones sexuales desagradables, con las repercusiones que ello tiene en la relación de pareja. Entonces, el cómo usar lubricante íntimo durante las relaciones sexuales se convierte en un tema de gran interés.

La importancia del tema es muy grande, ya que a diferencia de los hombres, que manifiestan su deseo con la erección, las mujeres lo hacen con la lubricación. A mayor lubricación, mayor excitación.

Mientras que en algunos casos las mujeres tienen una lubricación intensa, hasta el punto de ser considerada una eyaculación femenina, hay veces en que la vagina no produce suficiente humedad para que la penetración sea placentera.  El lubricante íntimo se debe utilizar en el sexo vaginal, cuando la mujer se siente seca, para evitar el dolor, o durante la práctica de sexo anal.

¿Cómo usar lubricante íntimo de forma apropiada?

Aunque ya lo hemos mencionado en otros textos, los tres tipos más comunes de lubricantes íntimos son los que se fabrican a base de agua, los que tienen como componente esencial la silicona y los que básicamente son aceites o grasas de uso casero.

Muchas personas creen que el uso de productos caseros, como las grasas y aceites vegetales, puede causar alergias o cambios en la flora vaginal. Eso es cierto. Aunque su uso ocasional, a falta de otros productos, puede no resultar lesivo, lo cierto es que, su uso consuetudinario si afecta gravemente la salud de la mujer.

Los lubricantes a base de agua, son menos densos y pueden tener un efecto mucho menos duradero, durante la fricción del pene. Dado que los fabricados con base en silicona, son más gruesos y duraderos. Sin embargo, y aunque en teoría, ambos son hipo alergénicos, existen mayores probabilidades de padecer alergias con los primeros que con los segundos.  En contraposición, los lubricantes de silicona, tienen algunas posibilidades de reaccionar negativamente ante la presencia de látex, que como ya lo hemos explicado, es el material de construcción de los condones y los juguetes sexuales. Los lubricantes, para uso interno en la vagina, siempre deben ser a base de agua.

El uso de lubricante íntimo en el preliminar

Otro mito que necesita ser cuestionado es que la mujer que usa lubricantes vaginales, tiene problemas de baja libido y frigidez. Eso no es verdad. La falta de lubricación no significa necesariamente falta de deseo. Los lubricantes íntimos son beneficiosos para prolongar el placer sexual, generando una mayor comodidad, cuando el cuerpo está cansado, pero el deseo aún persiste.

Dos consejos finales sobre cómo usar el lubricante:

  • No utilizar lubricantes que no tengan como propósito específico, la lubricación de las partes íntimas con fines sexuales.
  • Es preciso cuidarnos de los lubricantes que incluyen anestésico. Estos productos pueden disfrazar momentáneamente alguna lesión, que, de no ser detectada a tiempo, puede tener consecuencias severas.